Un paciente se vuelve alérgico al kiwi tras un trasplante de médula ósea

El paciente de 46 años se convirtió en alérgico al kiwi, como su hermana, después de recibir de ella un trasplante de médula ósea. Es la primera vez que un equipo médico confirma una reacción alérgica tras una donación de este tipo.

Los médicos habían extraído de la hermana del paciente ‘células madre’ hematopoyéticas de su médula ósea para combatir la leucemia de su hermano.

La cirugía fue un éxito, hasta que el enfermo comió una pieza de kiwi, algo que antes de la operación no le había producido ninguna reacción.

Tras la ingesta, sufrió los síntomas clásicos a la alergia a la fruta tropical: hormigueo e hinchazón de labios, boca y garganta.

Una vez que realizan el diagnóstico, los investigadores aislaron las células que reaccionaban al kiwi y mediante una técnica – conocida como FISH- confirmaron que dichas células trasplantadas desde su hermana alérgica crearon el trastorno alimentario, según desvelan en un estudio.

El equipo científico explica que es como si dichas células “recordaran”, una vez en el receptor, que el kiwi les era dañino. No en vano, los médicos afirman que es la primera vez que se puede demostrar que un paciente adquiere una alergia alimentaria duradera transmitida tras un trasplante.

La pregunta que se hacen ahora los científicos es si las mismas células madre que “contagian” una alergia pueden, además, tratarla.

 

Fuente: Cienciaexplora

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies