¿Sabías que 7 cosas pueden empeorar tu alergia?

Si padeces una alergia, sea cual sea esta, estamos seguros de que una de las cosas que más detestas con los síntomas que esta te provoca. Con un correcto tratamiento y evitando el alérgeno que ocasiona la reacción, las manifestaciones pueden mantenerse a raya. Además, conviene saber que, al igual que existen cosas que pueden ayudarte a mejorar, hay otros factores que debes evitar ya que resultan perniciosos para tu condición. En las siguientes líneas te explicamos los más comunes.

  1. El alcohol: Tanto la cerveza como el vino contienen histamina, producida por la levadura y las bacterias durante el proceso de fermentación, la cual, a su vez, genera síntomas propios de la alergia. Por esta razón, varios son los estudios que han descubierto que el alcohol empeora signos propios de la alergia tales como los estornudos, los picores, los dolores de cabeza o la tos.
  2. El tabaco: En la actualidad sabemos que el humo del tabaco contiene alrededor de 4.700 sustancias químicas que aumentan la facilidad del alérgeno de penetrar en el organismo, logrando que este impacte de manera doble sobre las vías respiratorias. Además, al inhalar humo de tabaco, la permanencia del alérgeno en la mucosa se prolonga, lo cual, como resulta lógico, agrava los síntomas.
  3. El estrés. La ansiedad, el nerviosismo y el estrés favorecen la secreción de histamina que, como avanzábamos al principio del artículo, hace que una reacción alérgica empeore.
  4. Las lentillas. Si padeces alergia en primavera, debes saber que el uso de lentillas no te conviene nada. El polen y el polvo se adhieren a estas atrapando los alérgenos en los ojos, y por consiguiente, agravando los síntomas de la reacción alérgica.
  5. Algunos alimentos. Los alimentos ricos en tiramina como los quesos, y aquellos que favorecen la liberación de histaminas como los huevos, el chocolate, los pescados enlatados, los tomates, las espinacas o la mostaza pueden empeorar los síntomas de la alergia. Consúmelos con moderación.
  6. Las prendas de tejidos sintéticos. Este tipo de telas hacen que la piel transpire peor y atraen el polvo, entre otras partículas. Ambos factores pueden empeorar una determinada reacción alérgica, por lo que se recomienda escoger otro tipo de tejidos como el algodón.
  7. Una higiene deficiente en casa. Cuando se padece una alergia a los ácaros del polvo, al polen o al moho, las condiciones de limpieza del hogar deben ser muy estrictas, ya que las acumulaciones de polvo o un filtro deficiente del aire acondicionado pueden convertir el tiempo en casa en una auténtica pesadilla.

Fuente:Persona que

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies