Los menús especiales por alergia ya están implantados en los colegios gallegos

Las intolerancias o alergias a determinados alimentos es cada vez más habitual. Lo demuestra la variedad de menús que los colegios se ven obligados a incluir en los comedores.

La treintena de comedores de colegios públicos de Vigo que gestiona la Federación Olívica de Nais e Pais de Alumnos (Foanpas) incluyen ya una docena de menús especiales para una media de 140 escolares. Las dietas denominadas superespeciales, en las que se incluyen casos y circunstancias muy concretas, como diabetes, ocupan el primer puesto de las demandas. Le siguen las hipocalóricas- colesterol. Los menús para celíacos, los que prescinden de latosa- proteína de leche y los destinados a niños alérgicos al pescado son otros de los que tiene en cuenta las empresas de catering contratadas por los padres de alumnos. La lista se completa con las dietas que prescinden del  huevo, carne y frutos secos, o de leguminosas y fructosa.

En total, Foanpas gestiona la comida de más de dos mil escolares de la ciudad. Los padres sospechan que podrían ser muchos más los niños que requieren una dieta especial por diversos motivos, como obesidad y colesterol, y que no la hacen por desconocimiento o dejadez de los progenitores. La federación ejerce un riguroso seguimiento sobre los menús. “La comisión de trabajo se reúne una vez al mes con la empresa y estudian la evolución. Además, una técnica visita a diario los comedores y elabora un informe”, explica la portavoz, Bertila Fernández. Tanto la comisión como la empresa están asesorados por expertos en nutrición, añade.

Con motivo de la celebración de jornadas mundiales dedicadas a enfermedades, como la diabetes, la compañía de cátering de Foanpas suele organizar una jornada especial para concienciar sobre la importancia decisiva de la alimentación.

Para tener opción a un menú diferente es necesario justificar la dieta por razones médicas. Ni Foanpas ni la Consellería de Educación admiten casos de niños vegetarianos amparándose en esos mismos criterios médicos.

La Consellería de Educación regula a través del decreto de comedores de centros públicos no universitarios que “el menú será único para todos los usuarios del comedor escolar, excepto en los casos de estudiantes que sufren cualquier tipo de intolerancia o alergia a los alimentos, que se justifica por el certificado médico “. Se produce tal situación, añade, “el consejo escolar de cada escuela que autorizan sirven menús adaptados a sus necesidades, o, en su caso, proporcionan los medios necesarios para la conservación y uso de los menús proporcionada por las familias.” El mismo decreto indica que la elaboración de la comida se hará de forma que proporcione al alumnado una dieta adaptada a las necesidades nutricionales de cada grupo de edad. Se trata, dice, de contribuir a hábitos alimentarios saludables y a favorecer el mejor desarrollo físico.

 

Fuente: La Voz de Galicia

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies