La toxicidad de la histamina

La  toxicidad de la histamina, también conocida como envenenamiento escromboide, es una forma de envenenamiento alimentario.

La toxicidad de la histamina a menudo se confunde con una reacción alérgica al pescado. Esto lo explica que algunos tipos de pescado contienen naturalmente altos niveles de histadina. Este aminoácido puede ser convertido en histamina por las bacterias. En una reacción alérgica, los mastocitos liberan histamina, lo que desencadena síntomas alérgicos. De ese modo, si una persona come un pescado con alto nivel de histamina, la respuesta puede parecerse a una reacción alérgica a ese alimento.

Algunos tipos de pescado son más propensos a causar toxicidad de histamina. Estos son el atún, la caballa, el dorado la anchoa, el arenque, el pez azul (pomátomo), el pez limón (seriola) y el pez aguja.

La causa más común de toxicidad de histamina aguda es la inadecuada refrigeración o el consumo de pescado en mal estado. Esto causa la proliferación de bacterias, lo que convierte la histidina en altos niveles de histamina.

Las personas que tienen niveles inusualmente bajos de la enzima diamina oxidasa pueden ser más susceptibles a la toxicidad de la histamina.

SÍNTOMAS Y DIAGNOSTICO

Los síntomas de la toxicidad de la histamina (envenenamiento escromboide) generalmente comienzan entre 5 y 30 minutos después de ingerirse pescado en mal estado, si bien hay casos en los que los síntomas se demoran hasta dos horas.

Algunos síntomas:

  • Enrojecimiento de cara y cuerpo
  • Nauseas
  • Ardor en la boca
  • Dolor de cabeza
  • Lipotimia, a menudo acompañada de visión borrosa
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Sibilancia u otros problemas respiratorios
  • Hinchazón en el rostro y la lengua

Generalmente, los síntomas duran unas pocas horas o un día. En raras ocasiones, los síntomas pueden persistir durante unos días.

El diagnóstico de la afección a menudo depende de las circunstancias. Por ejemplo, los brotes de los síntomas típicos que afectan a varias personas que han comido el mismo producto contaminado por lo general indican toxicidad de la histamina.

En casos individuales, si una persona experimenta síntomas graves, es mejor consultar a un alergólogo para determinar si existe una alergia alimentaria.

TRATAMIENTO Y ADMINISTRACIÓN

El tratamiento para la toxicidad de la histamina depende de la gravedad de los síntomas. En los casos leves, los síntomas tienden a desaparecer en un período corto de tiempo sin medicamentos. En algunos casos, los antihistamínicos pueden ser de ayuda.

En los casos graves, es necesario ir a la sala de emergencia del hospital para recibir tratamiento mediante la administración de fluidos intravenosos, oxígeno u otros medicamentos y tratamientos.

 

Fuente:AAAAI

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies